FISIOTERAPIA VOJTA

#PonteAZULxAMC Utilizada también para problemas neurológicos y en algunas artritis reumatoides, ofrece grandes posibilidades de movimiento para las personas con Artrogriposis, como nos ha indicado en diversas ocasiones la Dra. Linares, del Hospital Niño Jesús de Madrid.


¿Qué es?

Es un método para el tratamiento fisioterápico de las alteraciones motoras, descrito por el Dr. Vojta. Se conoce también con el nombre de «Terapia de locomoción refleja», ya que consiste en desencadenar 2 mecanismos automáticos de locomoción, que están programados en el SNC de todo ser humano: la reptación y el volteo reflejo.


A partir de determinadas posturas (boca arriba, de lado y boca abajo) se provoca un pequeño estímulo de presión en determinados puntos del cuerpo (zonas de estimulación), sin dar al paciente ninguna orden verbal. El cerebro reacciona con una respuesta motora global, pero diferenciada, en todo el cuerpo, que incluye a todos los músculos y articulaciones.


Esa respuesta motora tiene un carácter de locomoción.
Esto significa que en cada una de las extremidades aparece una función diferente. Unas se constituyen en extremidades de apoyo con enderezamiento del cuerpo sobre ellas, y otras realizan un movimiento como de paso. El resultado es el impulso del cuerpo hacia arriba y adelante, como en cualquier locomoción. Poniendo resistencia a ese movimiento, es decir, impidiendo el impulso del cuerpo y el movimiento de las extremidades no apoyadas, se mantiene en el tiempo la respuesta motora global y ésta se hace más intensa, porque trabaja contra resistencia. Esta acción muscular global provocada contiene los elementos básicos de la función motora normal: el mantenimiento de la columna vertebral alineada y extendida, el centramiento de todas las articulaciones, los movimientos diferenciados de las extremidades y de la cabeza, el despliegue de las manos, etc.

Si hay posturas anormales (por ej., los pies en equino, las manos en puño, o la columna incurvada), éstas se corrigen y aparece, dentro de la respuesta motora global activada, la flexión dorsal activa del tobillo, la apertura de la mano, el alineamiento de la columna, etc. Esta respuesta motora incluye también el enderezamiento del tronco sobre las extremidades apoyadas, manteniéndose la columna vertebral alineada y extendida, y además contiene los mecanismos automáticos de equilibrio correspondientes a la movilidad humana normal.

¿Cuál es el objetivo de la Terapia Vojta?

El objetivo es activar y mejorar los mecanismos motores y posturales automáticos necesarios para la realización de la función motora humana: la locomoción bípeda y la prensión radial manual

1. En las lesiones neurológicas cerebrales: con la terapia Vojta se activan las áreas motoras cerebrales, influyendo sobre el enderezamiento del cuerpo,el equilibrio y los movimientos intencionales. Estos tres elementos están siempre alterados en la patología neuromotora, y mejoran o se recuperan con este tratamiento. El grado de mejoría depende de la gravedad de la lesión y de la capacidad de «reorganización» cerebral.

2. En las lesiones medulares: al activar los patrones de la locomoción refleja de Vojta se activan también los circuitos sensorio-motores y los de las vías eferentes de la médula, incluyendo las zonas medulares afectadas, las raíces nerviosas y los grupos musculares dependientes de ellas (siempre que la lesión no sea completa).

3. En las neuropatías periféricas: este mismo estímulo eferente medular puede ser utilizado para el tratamiento de la parálisis braquial obstétricas, las paresias del nervio ciático u otras.

4. En las alteraciones musculares o articulares: el objetivo es aprovechar terapéuticamente la actividad muscular (isotónica e isométrica) provocada al desencadenar el patrón de locomoción refleja y su efecto sobre las distintas articulaciones. Esto significa que en cada una de las extremidades aparece una función diferente. Unas se constituyen en extremidades de apoyo con enderezamiento del cuerpo sobre ellas, y otras realizan un movimiento como de paso. El resultado es el impulso del cuerpo hacia arriba y adelante, como en cualquier locomoción. Poniendo resistencia a ese movimiento, es decir, impidiendo el impulso del cuerpo y el movimiento de las extremidades no apoyadas, se mantiene en el tiempo la respuesta motora global y ésta se hace más intensa, porque trabaja contra resistencia. Esta acción muscular global provocada contiene los elementos básicos de la función motora normal: el mantenimiento de la columna vertebral alineada y extendida, el centramiento de todas las articulaciones, los movimientos diferenciados de las extremidades y de la cabeza, el despliegue de las manos, etc..  

Si hay posturas anormales (por ej., los pies en equino, las manos en puño, o la columna incurvada), éstas se corrigen y aparece, dentro de la respuesta motora global activada, la flexión dorsal activa del tobillo, la apertura de la mano, el alineamiento de la columna, etc. Esta respuesta motora incluye también el enderezamiento del tronco sobre las extremidades apoyadas, manteniéndose la columna vertebral alineada y extendida, y además contiene los mecanismos automáticos de equilibrio correspondientes a la movilidad humana normal.

¿Cuándo se puede aplicar?

La terapia de locomoción refleja de Vojta puede aplicarse en niños y adultos de todas las edades, pero en la edad infantil está especialmente indicada: 

1. En las primeras semanas y meses de vida: para activar el desarrollo motor normal en los niños con riesgo de desarrollo patológico (PCI, retrasos del desarrollo, hipotonías, etc), y como tratamiento precoz de todas las patologías motoras detectadas tempranamente: asimetrías posturales, lesiones medulares o de plexo, displasias de cadera, malformaciones, deformidades, etc. En ese tiempo la capacidad de reorganización del cerebro y de recuperación funcional de todo el organismo es muy grande,y es posible evitar la fijación de posturas o patrones motores anormales.

2. En todas las otras edades (preescolar, escolar y juvenil): no solo en el tratamiento de lesiones neuromotoras, sino también en las alteraciones ortopédicas (escoliosis, rehabilitación postquirúrgica, deformidades de extremidades, alteraciones posturales, etc), e incluso en los jóvenes y adultos con patología motora: hemiplejia, paraplejia, traumatismos craneales, etc. distintas articulaciones.

Cómo se aplica el tratamiento?

La terapia de locomoción refleja de Vojta debe estar siempre prescrita y controlada por un médico rehabilitador que la conozca. El tratamiento deber ser dirigido por un fisioterapeuta especializado en esta técnica, con título reconocido por la Sociedad Vojta Internacional. Es este terapeuta el que debe elegir los ejercicios a aplicar en cada momento y los objetivos aconseguir con ellos, explicándoselos y enseñándoselos a los padres para que los puedan aplicar ellos diariamente en casa. El ideal es poderlos aplicar 3-4 veces al día, en sesiones de 10-15 minutos.

Son necesarios controles semanales o quincenales de los mismos por el fisioterapeuta.
Los padres reciben en cada momento el apoyo y la información que necesiten sobre la terapia, su aplicación, los resultados que se van consiguiendo, el pronóstico funcional, etc..

(Fundación Borja Sánchez)

Más información en: www.vojta.com y en la publicación: «El principio Vojta», de V.Vojta y A. Peters. Springer-Verlag Ibérica. Barcelona 1995.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *